Cuántas encuestas y estadísticas hablan sobre la necesidad de cambiar culturas corporativas pero… ¿y eso cómo se hace? ¿quién se encarga? ¿cómo «tunear» algo tan consolidado en el tiempo? No es fácil pero, ¿y si la solución viene de la mano de los hackers corporativos? Un concepto que me encanta y sobre el que estoy segura de que pronto estará en la boca de todos. Hoy, nuevo grano de arena en este artículo de Expansión: https://www.expansion.com/expansion-empleo/2020/02/05/5e3ad4f7468aeb4a2e8b4571.html